Posteado por: cadal | 08 abril, 2008

No enfrentes al viento

No enfrentes al viento

No enfrentes al viento cuando muerde

a dentelladas, jauría rencorosa.

Trae colmillos de lejanas guerras,

ventarrones buscando

el corazón de la venganza.

Muerde y sigue.

No enfrentes al viento cuando quema

En oleadas de odio que calcina.

Devora, quema, purifica

en remolinos que bailan en la pira

Quema y sigue.

No enfrentes al viento que acaricia

Como gato tu piel y tu alma.

Trae el sol y la brisa.

Frescor de paz, amor

Trae dulce llovizna.

Besa y sigue.

No enfrentes al viento que golpea

Con un desprecio helado que detiene

toda ilusión, toda esperanza.

Vendavales nevados

Hiela y sigue.

No te ocultes del viento

En socavones sin aire, mundo quieto,

catacumbas donde nada respira,

Ni la vida.

Busca el viento,

que te muerda o queme,

te acaricie o hiele.

Vive y muere

respirando.

No te enfrentes al viento,

no intentes detenerlo.

No se puede.

Carlos Adalberto Fernández

Anuncios

Responses

  1. ¿Cómo hago ahora que estoy metida en medio del vendaval?

    Hermoso poema, querido Carlos.

    Un gran beso!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: